libertad de mala educación

octubre 2, 2014

En internet habitan dos tipos de personas, las que se dedican a compartir, disfrutar y conocer, y las que se dedican a ventilar sus frustraciones, odios, xenofobias y demás parientes lejanos del malhumor. Las que consideran que internet es una ventana abierta al mundo global, mezcla de razas y culturas y las que utilizan internet como su inodoro de porquería emocional. Estos últimos no dudan en meterse con cualquier famoso que ose destacar y o tuitear. Lejos de ejercitar una libertad de expresión, utilizan una suerte de catarsis maledicente en forma de chistes de dudosa gracia pero de indudable crueldad que muchas veces afecta personalmente al criticado (Bisbal, Sergio Ramos, Fernando Alonso) y que nada aporta a los demás. Lo que antes hacíamos inofensivamente en un bar, ahora lo hacemos trending topic y llega al interesado, lo cual cambia bastante las cosas. Reconozco que yo también caí en ese estúpido juego hasta que comprendí el daño que hacía a gente que a fin de cuentas son artistas o deportistas que ningún daño han hecho excepto alegrar nuestros ratos de ocio. Ustedes podrán pensar que algunos de los criticados son políticos corruptos o famosetes que venden exclusivas. Les contestaré que una cosa es la crítica inteligente y otra el insulto fácil y la descalificación gratuita. Porque el colmo es la actitud que tienen algunos en las redes sociales contra nosotros mismos, simples ciudadanos que expresamos nuestras opiniones sobre la política, la corrupción y otros temas sociales a través de nuestros propios blogs. ¿Ustedes irian a un club social a meterse en la conversación de un conocido y empezarían a insultarle porque no están de acuerdo? claro que no. Entonces ¿porqué esta gente maleducada pone el grito en el cielo cuando borro sus comentarios con insultos del muro de facebook, alegando que les hemos privado de su libertad de expresión? ¿con que derecho invaden de su mala uva los blogs ajenos destrozando verdadera creatividad, libertad de expresión y pensamiento, desmotivando, desilusionando y machancando motivaciones ajenas? ¿porque no entienden que no tenemos la culpa de su amargura y desdicha y que lo único a que aspiramos es a vivir de nuestros negocios y vivir con nuestras esperanzas y sueños y compartirlas con los demás?