la suspensión de condena en el nuevo código penal

REFORMA DEL CÓDIGO PENAL II

 

Tras la reforma del Código Penal por la Ley Orgánica 1/2015 de 30 de marzo, puede acordarse la suspensión de la ejecución de la pena aunque el penado tenga antecedentes penales. Lo cual es un gran avance para los abogados penalistas y sus clientes, ante la desaparición de las faltas y su nuevo encuadre dentro de los delitos leves.

Ello porque se amplía en el régimen de la suspensión el margen de discrecionalidad del juez penal, ya que en el artículo 80.2 CP se contempla que “Serán condiciones necesarias para dejar en suspenso la ejecución de la pena, las siguientes: 1ª Que el condenado haya delinquido por primera vez. A tal efecto no se tendrán en cuenta las anteriores condenas por delitos imprudentes o por delitos leves, ni los antecedentes penales que hayan sido cancelados, o debieran serlo con arreglo a lo dispuesto en el artículo 136. Tampoco se tendrán en cuenta los antecedentes penales correspondientes a delitos que, por su naturaleza o circunstancias, carezcan de relevancia para valorar la probabilidad de comisión de delitos futuros” (…).

Es decir, que aunque exista un antecedente penal el juez podrá acordar la suspensión si no afecta hacia el futuro, por ejemplo, si hay una alcoholemia y posteriormente somos condenados por una pelea, no tendríamos porque ir a la cárcel si no tienen nada que ver uno con otro ni influyen hacia hechos venideros.

Copyright Carvajal de la Torre Abogados Coruña /Estefanía Ramos Bellas